Evo hasta el 2020, con más del 60%

Evo Morales, ejemplo de humanismo internacional y su partido Movimiento Al Socialismo (MAS), ha sido elegido nuevamente para conducir los destinos de Bolivia, derrotando al empresario del cemento Samuel Doria Medina, que representa los intereses más perversos de una minoría elitista, nostálgica de gobiernos que escarnecieron al pueblo boliviano, en su conjunto, durante cientos de años.

Evo Morales y Alvaro García Linera

Evo Morales y Alvaro García Linera

Por Jorge Tobías Colombo. En las elecciones presidenciales llevadas a cabo en Bolivia, el humanista Evo Morales conquista su tercer mandato. Contrainfo.com

Este domingo, seis millones de bolivianos fueron a las urnas para elegir al presidente y vicepresidente de uno de los países más exitosos de la comunidad de países latinoamericanos, comunidad que sus habitantes llaman, con legítimo orgullo y a viva voz, “Patria Grande”.

Algunos aspectos importantes de la elección:

Se habilitaron 27.463 mesas donde votaron seis millones de ciudadanos.

El voto es obligatorio .

Los bolivianos eligieron, además, a 36 senadores y 130 diputados nacionales.

Cerca de 300.000 bolivianos residentes en otros países, pudieron votar.

Fueron 50.000 los policías y militares participantes de la seguridad del acto electoral.

Ni espectáculos, ni venta y consumo de alcohol estuvieron permitidos desde 48 horas antes.

Evo Morales, ejemplo de humanismo internacional y su partido Movimiento Al Socialismo (MAS), ha sido elegido nuevamente para conducir los destinos de Bolivia, derrotando al empresario del cemento Samuel Doria Medina, que representa los intereses más perversos de una minoría elitista, nostálgica de gobiernos que escarnecieron al pueblo boliviano, en su conjunto, durante cientos de años.
Las reservas del Banco Central de Bolivia se encuentran actualmente representando el 48% del PBI, relación con pocos precedentes en el planeta.
El crecimiento del país, bajo la presidencia de Evo Morales, desde 2006, ha mantenido un ritmo anual promedio del 5%. Crecimiento que con resignación debió reconocer un enemigo tradicional de los países débiles, el Fondo Monetario Internacional. Cientos de miles de indígenas han recuperado la dignidad que otrora le arrebataran gobiernos traidores de las causas populares y al servicio de la usura internacional, de los despiadados grupos monopólicos y de los gobiernos de turno de los EEUU.
Sin embargo, lo más importante, fue la la formidable reducción de la pobreza en Bolivia. La situación, en el 2006, era de tanta gravedad, que el saqueo a que estaba sometida Bolivia, provocaba la existencia de un 60% de pobres, mientas una minoría insensible y malvada se enriquecía a manos llenas. Hoy la cantidad de pobres descendió en un 15% ; y esta cifra mejora día tras día.

Evo Morales demostró que el Estado puede ser -y por definición así se supone que es- un excelente administrador. Claro, es imprescindible que para que esto suceda, la dirección del país debe estar en manos que le impriman a la gestión administrativa, un carácter revolucionario y de gran sensibilidad social, en donde cualquier atisbo de corrupción sea castigado con la máxima severidad.

Evo pudo sacar adelante a su patria, bajo estrategias anti capitalistas y demostrando que un país digno, fuerte y decidido, puede crecer aplicando sus propias recetas económicas y costumbres ancestrales, sin necesidad de consejos del FMI o del BM.

Como dice afortunadamente Hugo Moldiz Mercado, la experiencia del “Jefazo” demostró que los indios pueden y saben gobernar con sensibilidad y sabiduría. Los carapálidas gobernaron desde siempre en Bolivia y no sólo condujeron al país a la ruina, saqueándolo y discriminando a las mayorías indígenas, sino que traicionaron a su patria, entregándola a los enemigos de la especie humana.

Desde el 2006 hasta la fecha, el humanismo de Evo, debió luchar, asimismo, contra un enemigo de gran poder de fuego: los medios concentrados que minuciosamente trabajan para el gran capital y los EEUU, sobre todo dentro de la misma Patria Grande, es decir, con el enemigo en su propia casa, Bolivia, y dentro de los países de la región: Brasil y Argentina, sobre todo. Periodistas falsificadores, intentaron e intentan minimizar los avances del Estado Plurinacional, desprestigiando incluso a mismo Evo Morales, alguien a quien su pueblo ama por innumerables méritos.

La idea del Estado Plurinacional y la consigna humanista de “Vivir bien” es una demostración al mundo de que es posible un estado de cosas muchísimo más justo.

Tags: , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.