“El componente destructivo del capitalismo es muy alto”

"Por trasladar la producción al extranjero, las corporaciones destruyeron los sindicatos y redujeron drásticamente los costes laborales aprovechando el exceso de mano de obra en países donde el nivel de vida es bajo. En otras palabras, "quitándole a los estadounidenses sus trabajos, las empresas aumentaron sus ganancias", explica.

Destructivo capitalismo

Destructivo capitalismo

El exsubsecretario del Tesoro de EE.UU, Paul Craig Roberts, evidencia en un artículo las demoledoras consecuencias del sistema económico mundial por sus elevados costes externos y sociales.

El economista estadounidense denuncia las dimensiones de los costes externos o sociales asociados a la producción que para terceras partes, en particular el medio ambiente, “la tierra, el aire y los recursos hídricos de los que depende la humanidad”.

No obstante, “en los modelos que demuestran la eficacia del capitalismo en la asignación de recursos, los economistas incluyen supuestos que no tienen en cuenta los costes externos”. Por ejemplo, si los recursos hídricos dañados y destruidos tuvieron que ser pagados por empresas de ‘fracking’ hidráulico, “el coste total de la producción superaría el valor del petróleo y del gas recuperado”.

“Si el precio del petróleo no se recupera pronto, el fracaso de las obligaciones de deuda de los ‘frackers’ y los derivados asociados pueden tener aún más costes sociales por la activación de una nueva crisis financiera y de más rescates públicos”, escribe el analista.

Explotación del trabajo

Según Craig Roberts, otra fuente principal de las ganancias capitalistas es la explotación del trabajo. “Por trasladar la producción al extranjero, las corporaciones destruyeron los sindicatos y redujeron drásticamente los costes laborales aprovechando el exceso de mano de obra en países donde el nivel de vida es bajo. En otras palabras, “quitándole a los estadounidenses sus trabajos, las empresas aumentaron sus ganancias”, explica.

Además, según el exsubsecretario del Tesoro, “cuando los capitalistas fomentan la inmigración ilegal, simultáneamente explotan el trabajo y trasladan la carga de los costes sociales en la población en general”, ya que los ilegales “se vuelven dependientes del apoyo público en la educación y la atención sanitaria”.

El experto concluye que “en el siglo XXI el capitalismo estadounidense ha florecido porque ha tenido éxito en la destrucción de los sindicatos y el bloqueo de las restricciones ambientales”. Y la subida de los costes sociales ha contribuido al aumento de la desigualdad de los ingresos y de la riqueza.

Tags: , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.