Violación y destrucción de mujeres como arma de guerra

Cuando las mujeres indiferentes entiendan que otras mujeres está siendo destruidas y violadas, los hombres, de vergüenza, bajarán la cabeza.

Escena de la violación de madre e hija en "Dos mujeres" (La ciociara) durante la guerra. Se trata de una película italiana de 1960 y fue dirigida por Vittorio De Sica. En la foto vemos a Cesira (Sophia Loren) y su hija Rosetta (Eleonora Brown).

Escena de la violación de madre e hija en “Dos mujeres” (La ciociara) durante la guerra. Se trata de una película italiana de 1960 y fue dirigida por Vittorio De Sica. En la foto vemos a Cesira (Sophia Loren) y su hija Rosetta (Eleonora Brown).

Por JC. “Creo que si esto sigue es porque el mundo guarda silencio. Cuando todas las mujeres del mundo entiendan que sus compañeras están siendo destruidas y eliminadas sin razón, se rebelarán y dirán ‘no a las atrocidades cometidas contra las mujeres’; ‘no a las violaciones’; ‘no a la tortura de mujeres por intereses económicos’. Entonces los hombres bajarán la cabeza. Confío en ello”. Ese es el anhelo del doctor Denis Mukwege, ginecólogo congolés que en noviembre de 2014 recibió el Premio Sárajov del Parlamento Europeo para la libertad de conciencia, por su labor en la defensa de los derechos humanos y las libertades de las personas en la República Democrática del Congo.

Denis Mukwege tiene 59 años, y es el mayor especialista africano en el tratamiento de mujeres y niñas violadas en grupo, una labor que desempeña en el Hospital Panzi de Bukuvu, que el mismo fundó.

Su testimonio, está incorporado en la película “La guerra contra las mujeres” del periodista italoargentino Hernán Zin. Este documento audiovisual denuncia las violaciones sistemáticas que se cometen contra las mujeres en el contexto de los conflictos armados y ante la pasividad de una comunidad internacional que se negó a reconocer la violación como crimen de lesa humanidad hasta 1992, con el Estatuto del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia.

Rodado durante tres años en tres continentes diferentes, el film recoge el desgarrador testimonio de 11 mujeres agredidas sexualmente en el desarrollo de guerras como las de Bosnia o Ruanda, donde el cuerpo de la mujer se emplea como arma de guerra a través del que desestabilizar al oponente.

La guerra contra las mujeres

“La violencia sexual contra las mujeres es considerada un método muy eficiente de la guerra”. Así lo señaló Margot Wallstrom, ex representante de la ONU sobre violencia sexual en los conflictos, en el mencionado documental. “Destruyen el tejido de la sociedad. Destruye generaciones. Es una forma de instalar el miedo en comunidades que sufren genocidio y limpieza étnica”.

Los diversos organismos de la ONU estiman que más de 60.000 mujeres fueron ultrajadas durante la guerra civil en Sierra Leona ocurrida entre 1991-2002; más de 40.000 en Liberia (1989-2003); más de 60.000 en el genocidio de Bosnia (1992-1995); al menos 4.000 niñas en Uganda entre 1985 y 2006 y más de 6.000 en Colombia en el contexto del conflicto armado, según cifras de la Unidad de Víctimas, aunque, en palabras de su directora Paula Gaviria, “eso es solo la punta del Iceberg”.

“Me da rabia que las mujeres todavía tengan que mendigar por sus derechos en todo el mundo. Me resulta obsceno que todavía se discuta si los derechos de las mujeres son derechos humanos”, indica, en el documental, Jody Williams, Premio Nobel de la Paz en 1997 por su trabajo en favor de la prohibición internacional del uso de minas antipersona y municiones de racimo. Como indica el doctor Mukwege, cuando el mundo conozca las atrocidades que se cometen contra sus mujeres en el contexto de guerra, se pondrá fin a las mismas y, por lo tanto, la lucha de los derechos humanos de las mujeres será una lucha colectiva de la humanidad en su conjunto.

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *