¿Qué es un gato?

Los gatos son mucho más complejos de lo que se piensa, y de lo que ellos demuestran a veces. Y, tal y como pasa en los humanos, no todos son iguales.

Los gatos encantan

Los gatos encantan

Los gatos son unos animales que pueden ser muy amados por algunos y muy odiados por otros. Aunque siempre existirá un debate entre los que son más de perros, lo cierto es que su independencia y limpieza les hacen ser una compañía ideal para los que pasan muchas horas fuera de casa o para las personas mayores.

Los gatos son mucho más complejos de lo que se piensa, y de lo que ellos demuestran a veces. Y, tal y como pasa en los humanos, no todos son iguales. Unos son más cariñosos, otros más rebeldes, algunos algo solitarios, pero tienen algunas cosas en común, como su enorme inteligencia y la gran capacidad de supervivencia que tienen.
Dicen que las personas que los adoptan como mascotas viven más, tienen menos estrés y, por tanto, menos probabilidades de sufrir ataques al corazón.

Gato, gata (nombre masculino y femenino)

Mamífero felino de tamaño generalmente pequeño, cuerpo flexible, cabeza redonda, patas cortas, cola larga, pelo espeso y suave, largos bigotes y uñas retráctiles; es carnívoro y tiene gran agilidad, buen olfato, buen oído y excelente visión nocturna; existen muchas especies diferentes.

¿Por qué tapan sus excrementos?

La limpieza es una característica impresionante de los gatos. Tener uno en casa significa que nunca vas a tener que sacarlo a pasear porque todo lo hace dentro de su pequeña caja de las necesidades, como si del inodoro humano se tratara. La teoría de la pulcritud de estos animales está muy extendida aunque también se cree que podrían hacerlo por una cuestión de supervivencia, para que los depredadores no les huelan a distancia. Precisamente por este olor se cree que las tapan para decir a los humanos que están ahí, ya que no se reduce al 100%. Los machos suelen apilar las heces, mientras las hembras las tapan directamente.

¿Estar con otro gato?

Muchos dueños de gatos creen que es recomendable para ellos que estén en compañía de otros, aunque no siempre se aconseja ya que depende de la personalidad de cada felino, que es harto complicada. Que tengan un compañero de juego tiene las ventajas de que puedan hacer cosas juntos pero, al ser tan solitarios, puede que el espacio que invade les haga volverse muy agresivos. La llegada de un nuevo miembro gatuno suele ser un proceso que es mejor hacerlo poco a poco, no de golpe, o adoptarlos a los dos juntos.

Son animales muy tranquilos y pacientes, por lo que otro amigo les puede causar problemas de estrés y se pueden volver violentos, no solo con el nuevo, sino también con el dueño.

¿Por qué tienen siete vidas?

Este dicho popular viene de la gran destreza e inteligencia que poseen los felinos para enfrentarse a cualquier situación difícil que se les presente. Tienen una excepcional resistencia para salir ileso de cualquier caída o accidente del que, por ejemplo, un perro resultaría muerto. Se dice incluso que en España, Italia y México tienen dos vidas extra más, en total nueve. Cuando se caen desde las alturas suelen sobrevivir debido a su capacidad de ponerse rígidos con la aceleración, por lo que reducen el impacto y, desde alturas muy grandes, les da tiempo a girar su cuerpo y colocarse de pie.

El origen de esta afirmación es histórico y totalmente esotérico. En la Antigüedad se consideraba el siete como el número de la suerte y eran especialmente supersticiosos con esto así que, como el gato era un animal considerado ‘mágico’, le otorgaron este número.
En nuestros días siguen existiendo muchísimas supersticiones en torno a estos animales, como que escucharles estornudar da buena suerte o, la más conocida, que te pase un gato negro por delante da mal augurio.

¿Pierde el equilibrio sin bigotes?

Esta afirmación está muy extendida aunque pocos lo saben. Esos pelillos que los felinos tienen son muy importantes a la hora de su orientación. Están conectados internamente con receptores nerviosos para detectar con ellos el movimiento y las vibraciones del aire en los objetos que están a su alrededor. Por esta razón, si el gato se quedara sin ellos tendría muchísimas dificultades para mantener el equilibrio en todo ya que tendría que apoyarse en sus sentidos, algo a lo que no está acostumbrado. Los bigotillos hacen que nunca se tropiecen con nada por su exacta medición del espacio, pero también pueden indicar su estado de ánimo; si los tienen estirados hacia atrás significa que tienen deseos de atacar, cuando están para abajo es que están felices y, por último, si están tensos hacia delante muestran agresividad y ganas de cazar.

¿Qué significa el ronroneo y el maullido?

El curioso y característico ruidito que emiten en ocasiones estos animales responde a una actitud totalmente positiva hacia sus dueños. El ronroneo es toda una expresión de alegría y sumisión hacia el humano cuando saben que van a recibir la comida o alguna caricia. Aunque es importante distinguir este sonido cuando intentan decir que están enfermos o que sienten miedo. Sin embargo, cuando ronronean a alguno que siente esto es porque intentan tranquilizarle.

El maullido lo utilizan para pedir algo o para mostrar rechazo, cansancio o lamento, aunque cuando es más fuerte es en la etapa de celo de las hembras.
¿Sabías que cada gato tiene un maullido y un ronroneo diferente? Podría equivaler a la voz humana.

¿Por qué se dice que son animales mágicos?

Seguramente, alguna vez hemos escuchado que los gatos tienen capacidad de absorber las energías negativas y convertirlas en positivas. Es cierto que si el dueño se encuentra enfermo, no se moverán de su lado, al igual que haría un perro. Pero esta afirmación se debe a que en la Antigüedad, concretamente en el Antiguo Egipto, tenían esa creencia supersticiosa y colocaban estatuas de gatos en las puertas de sus casas para que los malos espíritus no entraran, ya que se decía que ellos todo lo veían. Los egipcios sentían una devoción increíble hacia estos animales, tanto que, cuando el suyo moría, se depilaban las cejas en señal de luto.

¿Pueden comer chocolate y leche?

Bajo ningún concepto. Es uno de los alimentos más tóxicos y agresivos para los gatos. Pueden provocarles problemas como alteraciones del ritmo cardiaco, diarreas, vómitos y fallos sistémicos que pueden provocarles la muerte. El chocolate contiene teobromina, una sustancia que ellos no pueden eliminar fácilmente de su organismo, aunque tomaran pequeñas cantidades. Puede que, en ocasiones, no lo lleguen a eliminar y les provoque una intoxicación muy grave. Ningún tipo de chocolate es bueno pero el negro es peor aún ya que contiene muchísima más teobromina.

Tampoco se les debe dar de leche, aunque sea una creencia muy extendida. El sistema digestivo de los gatos no tolera la lactosa, por lo que le puede generar diversos problemas gastrointestinales como vómitos o diarreas.

¿Viven más los gatos callejeros o los que están en una casa?

Muchos creen que estos animales no pueden pasarse toda la vida dentro de una casa pero es una creencia completamente falsa. Los estudios demostraron que un gato que pasa todo el tiempo en el interior de una vivienda tiene un mayor promedio de vida que el que está en la calle. A pesar de esto, es recomendable que se les deje salir a la calle a respirar el aire y no tener miedo, pues son muy inteligentes y conocen perfectamente el camino de vuelta. Otra creencia muy peligrosa es que los gatos son ideales para los pisos pequeños. En realidad, cualquier animal, y mucho más si hablamos de estos, necesitan mucho espacio para sí mismos.

¿Los gatos blancos y con ojos azules son sordos?

La mayoría de ellos lo son debido a que la sordera se transmite genéticamente en una secuencia que determina que los ojos sean azules o uno de cada color. Además, el color de pelaje blanco es el único que permite que puedan tener los ojos de todos los colores posibles. El color de los gatos determina también si son hembras o machos sin necesidad de mirarles el aparato reproductor. Los que son tricolor son siempre hembras, aunque existen excepciones, pero si posee tres tonalidades será una gata, sin duda alguna. También se relaciona que los gatos negros son muchísimo más tranquilos que los blancos, siempre alerta y más nerviosos. La tonalidad viene por genética, por lo que sus colores les determinan por dentro y por fuera.

¿Jugar con ellos con un puntero láser?

En las redes hay miles de vídeos de gatos jugando con un puntero láser, volviéndose locos y saltando hasta por los aires. Es muy habitual que haya gente que quiera jugar con ellos así pero es muy peligroso por varias cuestiones. La primera es que este tipo de juego resulta muy estimulante para el animal, tanto que puede crearles una sensación de ansiedad y frustración que se traduciría en agresividad. La segunda razón por la que no debemos enfocar a un felino con un láser es que son muy peligrosos para los ojos, ya sean los de ellos o los de los humanos, y pueden causar problemas daños oculares.

Bajo ningún concepto debemos usar objetos luminosos que pongan nerviosos a los gatos pero sí jugar con ellos con pelotas y juguetes especiales que estimulen sus habilidades de socialización y les hagan más felices.

Gato relajando y duermiendo a un bebe

Fuente: PáginaPopular 

Tags: , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *