Alfredo Leuco le escribe al Papa Francisco

El fin último de su carta es, por supuesto, político. Y Leuco es el elegido, y debe esforzarse para ello, para camuflar esa intención política, intención previamente concebida en algunos de los elegantes y casi inaccesibles reductos de su patrón.

Alfredo Leuco, el más salvaje y destructivo empleado del Grupo Clarín

Alfredo Leuco, el más salvaje y destructivo empleado del Grupo Clarín

Por Jorge T Colombo. La carta de Alfredo Leuco es un monumento a la afectación. Es una catarata de golpes bajos dirigidos a una audiencia de clase media que él mismo supone idiota. Es un compendio de cursilería. Su “estilo” rebuscado y sin estribos, está plagado de amaneramientos. Algunos “toques eruditos” introducidos a presión, no alcanzan a ocultar una supina ignorancia en temas de relaciones políticas y aun humanas. Todo el texto exuda rencor e impotencia, además de subestimación y desprecio por su audiencia.

El fin último de su carta es, por supuesto, político. Y Leuco es el elegido, y debe esforzarse para ello, para camuflar esa intención política, intención previamente concebida en algunos de los elegantes y casi inaccesibles reductos de su patrón.  Y, dócil, pero adecuado a las circunstancia, Leuco se empeña en disimular, con embelesos verbales y melosidad sin límites, la intención política de presionar al Papa para que no reciba a la presidenta argentina porque, dice,  “…una gran porción de los argentinos está molesta, disgustada o desilusionada con la nueva cita que le dió  (acentuado en el original) a Cristina para el 7 de junio.”  ¿Qué es una gran porción? ¿Acaso no puede existir también otra “gran porción” que no esté disgustada?
Los patrones de Leuco saben que la carta firmada por su tinterillo, no va a lograr lo que solicita, ya que su intención no es operar sobre el Papa. La intención del Grupo es operar sobre la audiencia, indisponiéndola contra el Jefe del Vaticano y contra la Jefa de la Argentina, ambos mandatarios, hace tiempo ya, incluidos en sus negras listas. Claro está, que el desprecio que sienten por el Papa, por obvias razones, no pueden expresarlo en forma directa como lo hacen contra Cristina Kirchner: entonces lo hacen por elevación, atacando con mucho aderezo, su decisión de recibirla.

En un fragmento desopilante de su nerviosa carta, Leuco dice: “Me gustaría que sepa, Papa Francisco, que la mayoría de los argentinos según todas las encuestas, creen que el ciclo de Cristina tiene fecha de vencimiento…” O sea que Leuco lo “instruye” al Papa, informándole que son las encuestas las que le hacen “creer” a los votantes, que Cristina debe terminar su mandato a fines del presente año, cuando eso -¿es necesario decirlo?- está absolutamente establecido por la Constitución. Desopilante, digo, porque al tinterillo se le escapó que con su expresión, vomita lo que verdaderamente siente, pero torpemente esconde: desprecio por su audiencia y por el Papa.

En otra parte, Leuco sugiere que el gobierno -Cristina- es el más corrupto de la historia y que es cómplice del narcotráfico, por supuesto sin presentar ninguna prueba al respecto, tal como acostumbran a hacerlo los empleados opinadores del Grupo. Pero más adelante dice, refiriéndose a la Presidenta: “nosotros… cuidamos a Cristina”. ¡Vaya manera de hacerlo!

Finalmente, el editorialista todo terreno más salvaje y destructor del Grupo Clarín, que comienza su carta vendiendo modestia, es el mismo que termina su texto expresando que él posee y dice la verdad. ¿Cuál es la verdad? ¿Cuál verdad?

Vinculada: Diego Leuco y Marcelo Longobardi

Pero, aquí está la carta de Alfredo Leuco, juzguen por Uds mismos

Carta abierta al Papa Francisco – 9 de abril 2015

Admirado Papa Francisco:

Soy un insignificante periodista argentino llamado Alfredo Leuco. No soy quien para darle consejos a nadie y mucho menos a usted a quien considero el argentino mas importante y valioso de todos los tiempos. Alguna vez escribí una columna diciendo que usted tenía lo mejor de cada uno de los mejores argentinos. No soy creyente pero admiro a los creyentes. Y creo en usted y en los valores que predica. En su austeridad franciscana, en su defensa de los más débiles y los mas pobres, en vivir como se piensa, en su apuesta a construir la paz en el mundo y el ecumenismo fraternal de las religiones. Permitame Papa Francisco que le cuente lo que pienso de usted para que sepa desde que lugar me atrevo a expresarle una disidencia, con todo respeto. Creo que nadie hizo tanto por abrir la iglesia a la vida cotidiana, por condenar a los corruptos y perdonar a los pecadores, por aplicar eso de a Dios rogando y con el mazo dando a los curas violadores y a los colaboradores de las dictaduras. Me gustó llamarlo el Papa celeste y blanco. El Papa nuestro que está en el Vaticano, como rezando una plegaria laica.

Usted confiesa que es un pecador. Reconoce que no es Dios y por lo tanto no es perfecto. Eso me da coraje como para expresarle mi humilde disidencia con la decisión de recibir por quinta vez a Cristina Fernández de Kirchner. Soy periodista, busco la verdad aunque nunca la encuentre del todo y mi misión en la vida es contar lo que pasa o lo que creo que pasa y lo que pienso de las cosas. Sabrá usted disculpar semejante atrevimiento. Pero aquí abajo, en el fin del mundo y con los pies sobre la tierra, le cuento que una gran porción de los argentinos está molesta, disgustada o desilusionada con la nueva cita que le dió a Cristina para el 7 de junio.
Insisto, usted tiene todo el derecho a hacer lo que considere correcto y dialogar con quien le plazca. Otra vez, yo no soy nadie. Pero mi trabajo tiene siempre la obligación de la mirada crítica, de ser abogado del hombre común y fiscal del poder. Creo, como dice el Talmud, que nuestra tarea es acomodar a los incómodos e incomodar a los cómodos. Usted es un gran combatiente contra la hipocresía y yo no quiero ser hipócrita y menos con usted.

Mucha gente, tal vez una mayoría de compatriotas, piensa que usted está por cometer un error. Que está devaluando su propia palabra que vale oro. Usted dijo que no iba a recibir a ningún político mas hasta después de las elecciones y que se había sentido usado por la política argentina. Algunos amigos que lo han visitado me contaron que en confianza, usted hizo clara referencia a dos momentos. Cuando Martin Insaurralde y El Cuervo Larroque abusaron de su confianza y lo utilizaron para hacer propaganda electoral. Uno directamente hizo su afiche de campaña con la foto y el otro puso en sus manos una camiseta de La Cámpora, una de las organizaciones mas dogmáticas y agresivas del cristinismo y no del cristianismo. Por eso no se entiende el motivo que usted tiene para faltar a su palabra y abrirle las puertas de su casa por quinta vez a la candidata Cristina. Ella será candidata a gobernadora o a diputada y si no es asi, será la que lleve de la mano por todo el país a los candidatos de su partido. Ella es una mujer poderosa desde todo punto de vista y mostrarse a su lado es una ayuda muy grande que se suma a la utilización del aparato del estado en beneficio propio que hacen los Kirchner.

Pemitame que le diga admirado Papa Francisco: Usted reclama manos limpias, uñas cortas y etica para la función pública y este gobierno es el mas corrupto de la historia argentina. Usted habla de ayudar a los pobres y este gobierno dejó de medir la pobreza. Usted fomenta el camino del encuentro y el diálogo y este gobierno instaló el odio. Usted nos reclama abrir nuestros corazones y este gobierno es el que lo espió a usted a traves de Antonio Stiuso, según contó su amigo Gustavo Vera. Ni que hablar de la calificación de ” montaje de Hollywood” que hizo Cristina del Estado Islámico que está cometiendo un genocidio en cuotas con el pueblo cristiano.

Me gustaría que sepa, Papa Francisco, que la mayoría de los argentinos según todas las encuestas, creen que el ciclo de Cristina tiene fecha de vencimiento y tal como dice la Constitución, debe terminar su mandato en orden y en paz. La foto que ella exibirá con usted no ayuda a los que quieren alternancia democrática y mas república. No respalda a los que denuncian como usted mismo lo hizo, que aquí en este país se fabrica droga y el gobierno mira para otro lado o no hace lo necesario para extirpar ese cáncer social.
Me gustó mucho la columna y la idea rectora de Mariano Obarrio. Hubiera sido una genialidad de su parte invitar a Cristina y a todos los candidatos a presidente. Sería una señal de convivencia pacífica que ayude a los argentinos que queremos cerrar las heridas que el kirchnerismo abrió en nuestra comunidad. ¿Se imagina esa foto? Cristina, Macri o Sanz, Scioli o Randazzo, Sergio Massa, Margarita Stolbizer, entre otros y usted como un mensaje de que se puede pensar distinto pero tirar todos para el mismo lado de la patria. Es una oportunidad perdida que esto no se haga.

Es una piedra en el camino de la reconciliación que usted la reciba una vez mas a ella sola y por quinta vez. ¿No es suficiente?
Otra vez le pido mil disculpas por mi atrevimiento. Le juro que lo hago con la mejor de las intenciones. Quiero preservar su figura que alumbra una sociedad mejor. Nosotros rezamos por usted y cuidamos a Cristina, pero usted tambíen rece por nosotros y cuide un poco a todo los ciudadanos de este país que tanto lo aman.
Papa Francisco, se lo digo de todo corazón. Le mando el mejor de los abrazos y mis mejores deseos. Usted siempre apostó a la sana rebeldía y no al silencio cómplice ni obsecuente. Usted nos pidió que hiciéramos lío y en eso estoy. Haciendo lío que para un periodistas es decir la verdad y nada mas que la verdad. Si juro. – Alfredo Leuco

Tags: , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

5 Respuestas en Alfredo Leuco le escribe al Papa Francisco

  1. alberto 28 junio, 2016 en 2:59 pm

    Quienes son los leuco? Pseudoperiodistas, que facil es criticar para afuera y no para adentro? Nunca te escuche criticar a tus patrones? Si, a esos que te pagan para decir lo que ellos quieren.

    Responder
  2. Vir Bal 15 abril, 2015 en 10:21 am

    A mi me gusto la carta de Leuco. No me gusta esta nota porque la siento personalmente llena de ira, pero eso es solo mi humilde opinion. El papa agradeció que la haya escrito. Recemos por Leuco, el papa y Cristina, que todo siga en paz y su verdadero curso.

    Responder
  3. Martin olave 14 abril, 2015 en 10:31 pm

    Ojala que no la reciba a la ASESINA , CORRUPTA Y VENDE PATRIA DE KRETINA, lastima que los soldaditos K no podran irse de shoping. Garkas delincuentes.

    Responder
    • mariacristinarodriguez 10 abril, 2017 en 5:58 pm

      hola combatiente, camarada leuco te saludo. saludos tambien del asesino gorriaran merlo, tu entrañable amigo. Como “gente”? no mas “pueblo combatiente”? ohhhh….se te olvido algo en la tablada? tal vez algun muerto.pero larranbebere se jubilo y el boludo corrupto de nisman se mato. mmmm…..en una de esas su idishe mame te puede dar una manito. .te parece? bueno te deseo q’te incineres en el infierno de la misma forma q’fueron quemados tus compañeros. te acordas nazi? ohhh…..mira vos unjudio antisemita.

      Responder
  4. norma garcia 10 abril, 2015 en 9:19 pm

    A ver cuando hablas de la “gente” te referis al grupo que le llenas la cabeza de odio, yo soy gente y vos y tu penoso hijo me dan ASCO, ojo no te escucho jamas perderia mi tiempo solo vi informes penoso vendido enfermo

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *