Las “Venas Abiertas” en el siglo XXI

En setiembre de 2013 una fiscalización del ministerio de trabajo en Brasil descubrió que OAS usaba 150 trabajadores en condiciones análogas a esclavitud en las obras de ampliación del aeropuerto de Guarulhos en S. Paulo. Ellos habían sido embaucados en el nordeste y mantenidos en condiciones degradantes. Los inspectores comprobaron que OAS había realizado “tráfico de personas” y los tenía sometidos a la servidumbre por deudas.

La esclavitud subsiste en Brasil, en empresas como la constructora OAS.

La esclavitud subsiste en Brasil, en empresas como la constructora OAS.

Por Juan Luis Berterretche. El historial de las corporaciones internacionales dedicadas al rubro de la energía no es algo muy edificante. Mucho se ha escrito sobre las petroleras y su larga tradición de prepotencia imperialista y saqueo de las riquezas naturales en los países pobres.

Pero en esta ocasión quisiera detenerme en un rubro especial que podría resumirse en industrias de la generación y distribución de energía eléctrica, gas natural y re-gasificación de gas natural licuado. Es el caso de Gaz de France -Suez que acaba de abandonar Uruguay dejando 700 trabajadores en el seguro de paro, después de haber iniciado las obras en el puerto de Puntas de Sayago de una planta re-gasificadora que no terminó de poner en funcionamiento.

Voy a tomar sólo dos casos ejemplares de estas corporaciones para mostrar su forma de relacionarse con países que podríamos denominar de colonias o semi-colonias, de acuerdo a su grado de subordinación a las instituciones financieras internacionales y sus directivas.

La re-gasificadora de Enron en la India.

ENRON Corporation fue una transnacional de energía con sede en Houston (Texas) considerada como la séptima empresa de los Estados Unidos y con negocios en 40 países. Originalmente se dedicó a la transmisión y distribución de electricidad y gas a través de los Estados Unidos, y al desarrollo, construcción y operación de plantas de energía, oleoductos, etc. en Centroamérica y el Caribe, para luego extenderse por el mundo.

En Maharashtra (India) el negocio de ENRON era de comprar gas natural licuado en una filial suya en Medio Oriente, transportarlo en camiones cisterna desde allí, y volver a re-gasificarlo, una perspectiva que muchos consideraban extraña, porque la India tiene un montón de carbón, un combustible mucho más barato y común que se ha utilizado tradicionalmente para generar electricidad y el proyecto no tenía ninguna relación con defensa del medio ambiente.

El negocio incluía una planta re-gasificadora en una bahía del estado. Se trataba de un contrato 3 mil millones de dólares obtenido por Enron por medio de presiones sobre el gobierno de India y de sobornos a la empresa de energía Maharashtra State Electricity Board y el gobierno de dicho estado indio. El resultado directo para la población sería cuadriplicar el precio de la electricidad.

EUA le dijo al gobierno de India en Nueva Delhi, que no tendrían otra alternativa que aprobar el proyecto, de lo contrario dejaría de apoyar a India en el frente financiero de divisas. Al mismo tiempo ENRON con sigilo ofrecía un pago de 1 millón de dólares al año al periodista Raghu Dhar de Zee TV, por silenciar sus críticas al proyecto.

Después de grandes luchas de oposición de trabajadores y campesinos en el estado de Maharashtra -ubicado al centro oeste de India, primero en PIB y segundo más populoso del país- ganó las elecciones un político local que se eligió con la promesa de detener la construcción de la re-gasificadora que ENRON intentaba instalar y el proyecto-fraude fue abandonado.

Entonces EUA envió a India a Frank Wisner, que había sido embajador estadounidense durante el gobierno de Clinton con el mensaje “si India no aprueba la propuesta de ENRON, la consecuencia será que, la inversión extranjera y los flujos de capital hacia el país se secarán” A la vez, el presidente de la transnacional exigió al gobierno de N. Delhi una indemnización de mil millones de dólares por rescindir el contrato.

Al mismo tiempo en EUA se revelaba un enorme fraude contable de ENRON, que contó con la colaboración de la “prestigiosa” empresa auditora Arthur Andersen cómplice de una “contabilidad creativa” que permitió a ENRON maquillar las enormes pérdidas que venía acumulando en los últimos años. Después de una gran caída del valor de sus acciones durante 2001, el 30 de noviembre de ese año declaró bancarrota en Europa y un día después, quiebra en EUA. A partir de ese momento las pretensiones de resucitar la re-gasificadora en India se transformaron en una fantasía. Este es el ejemplo con final feliz.

Represa Jirau en el río Madeira (Rondonia)

La concesión de construcción de la represa de Jirau, se licitó en mayo de 2008. El consorcio vencedor se denominó Energía Sustentable de Brasil y estaba compuesto por Suez Energy South America Participaç ões Ltda. Con el 50,1%; Camargo Correa Investimentos em Infaestrutura S.A con 9,9%; Eletrosul Centrais Elétricas S.A. con 20% y Companhia Hidro Elétrica de S ão Francisco – Chesf con 20%.

Si uno le sigue la pista a Suez Energy South America Participaç ões Ltda. que es la empresa mayoritaria en el consorcio y por tanto la que tomaria las decisiones definitivas, se va a encontrar que es una empresa formada en 1999, con sede en Rio de Janeiro y que opera como una subsidiaria de International Power Ltd. A su vez International Power fue una multinacional de generación de electricidad con sede en Londres creada en 2000. En febrero de 2011 Gaz de France – Suez adquirió el 70% de sus acciones y en abril de 2012 GDF Suez terminó por adquirir el 30% restante. Hoy GDF Suez volvió a cambiarse el nombre y se denomina Engie y han creado un logo con el texto “by people for people” (“de personas para personas”). Todas esas transacciones y cambios de denominación tienen por objetivo borrar los rastros de sus acciones internacionales criminales y fraudulentas y desalentar ciualquier tipo persecución judicial. Y continuar con su publicidad que la ubica como defensora de proyectos “sustentables”.

El consorcio Energía Sustentable de Brasil (con control mayoritario de GDF Suez o Engie) ha protagonizado todo tipo de irregularidades en término de derechos de los trabajadores y desastres ambientales a partir de su intervención en la construcción de la represa de Jirau y colocó en situación de riesgo a las poblaciones tradicionales, pueblos indígenas isolados y los ecosistemas amazónicos.

Pero cuando los grandes medios hablan de los innumerables problemas provocados por estas compañias se menciona sólo al consorcio Energía Sustentable de Brasil, que no tiene trayectoria anterior ni futura, fue constituído para esa obra en especial. Y el verdadero responsable principal, la corporación francesa GDF Suez o Engie y sus empresas cómplices brasileñas quedan en el más absoluto anonimato.

La represa de Jirau está situada a 150 km de Porto Velho, em uma área de mata selvática densa, lo que trajo dificultades adiccionales para su construcción. Desde el punto de vista ambiental hubo denuncias de todo tipo, críticas, protestas y pronunciamientos de científicos y organizaciones indígenas, campesinas y ambientalistas tanto de Bolivia como de Brasil, así como demandas de la cancillería boliviana. El impacto ambiental de la represa de Jirau también fue denunciado internacionalmente, como en el Fórum Mundial de Agua de estambul en 2009.

Evaluaciones preliminares indicaban que la represa hidroeléctrica de Jirau inundaría 170 km2. del territorio boliviano. Y se calcula que alagaría en total 258 km2. Esto significa que muchas comunidades indígenas como los Pacahuaras, que se encuentran en aislamiento voluntario, y campesinas bolivianas perderían sus tierras y fuentes de subsistencia, y se verían obligadas a migrar. La inundación, además afecta la producción de castaña, principal producto de exportación de la región.

Uno de los pronunciamientos de las comunidades indígenas y campesinas de la cuenca afirma: “rechazamos rotundamente los proyectos de construcción de las represas del río Madera, que atentan contra nuestros intereses de desarrollo regional, derechos, salud integral, bienes y familias, además de perturbar nuestras actividades agrícolas, de recolección y pesca. En suma, afectan la soberanía y seguridad alimentaria de nuestras regiones”

En marzo del 2011, los 25.000 trabajadores dedicados a la construcción de la usina desataron un motin por las condiciones de trabajo, seguridad y salud que existía en la obra. Hubo una epidemia de malaria con un número de muertes no contabilizada, no contando los obreros ni con puestos de salud ni con médicos. Los enfermos permanecía 10’ en observación y luego eran obligados a retornar al trabajo. En una investigación posterior al conflicto, los inspectores de trabajo constataron condiciones similares al de trabajo esclavo: no podían desplazarse fuera de las canteras de la obra y los alojamientos no cubrían el minimo de las necesidades. Armados de palos y piedras los trabajadores incendiaron las viviendas precarias y los escritorios de la empresa. Y masivamente más de 6.000 abandonaron la obra y retornaron a sus estados de origen.

Las peores previsiones sobre los problemas ambientales que provocaría la represa en el rio Madeira se confirmaron en las inundaciones de febrero/marzo 2014. El río Madeira pasó el nivel de crecida de 19 metros. Miles de desabrigados y daños contabilizados en más de 4 mil millones de reales (mas de mil millones de U$S), es un cálculo aproximado. La ciudad de Porto Velho a 150 km de la represa de Jirau también quedó inundada.

La autopista BR 364 de Rondonia fue ultrapasada en un metro por las aguas de la inundación y hubo que instalarle nueva señalización para los camiones que llevaban alimentos, combustibles y medicamentos para las regiones aisladas en los distritos de Porto Velho, Jacy-Paraná, Abunã, Vista Alegre y Extrema. En estas ciudades debió transportarse también agua potable, porque los pozos quedaron contaminados por las aguas tumultuosas del Madeira.

La responsabilidad mayoritaria de todo este desastre ambiental es de GDF-Suez o Engie, como ahora fue bautizada.

Los antecedentes del grupo OAS socio de GDF- Suez, en Uruguay

En setiembre de 2013 una fiscalización del ministerio de trabajo en Brasil descubrió que OAS usaba 150 trabajadores en condiciones análogas a esclavitud en las obras de ampliación del aeropuerto de Guarulhos en S. Paulo. Ellos habían sido embaucados en el nordeste y mantenidos en condiciones degradantes. Los inspectores comprobaron que OAS había realizado “tráfico de personas” y los tenía sometidos a la servidumbre por deudas.

Entre junio y octubre de 2013 la constructora fue responsabilizada de esclavizar 124 personas en la construcción de la torre comercial Shopping Boulevard en Minas Gerais. Se comprobó que OAS sometía a los trabajadores a jornadas exhaustivas e irregulares generando riesgo de accidentes de trabajo.

Por estos y otros incidentes similares, en julio de 2014 OAS entró en la “lista sucia” pública de la esclavitud, elaborada por el gobierno federal, de las empresas reincidentes en trabajo esclavo en el país.

***

La francesa GDF-Suez o Engie y la constructora OAS son las dos empresas a las que UTE y ANCAP confiaron un proyecto que le saldría a Uruguay la friolera de 2.520 millones de dólares de costo final.

No se sabe en qué condiciones se van del país las dos transnacionales. Y si no tienen planes futuros de reclamar indemnizaciones al estado uruguayo o a la empresa Gas de Sayago de propiedad de UTE/ANCAP.

¿Cuál será la situación de los 700 trabajadores del SUNCA en seguro de paro? ¿OAS cumplirá la promesa de hacerse cargo de los 17 millones de dólares reclamados por el SUNCA? ¿Sino, quién los pagará?

Como los contratos con las transnacionales nunca se hicieron públicos no se puede prever cuales serán las consecuencias de este fiasco.

Pero hay algo que es de absoluta claridad: UTE, ANCAP y el gobierno uruguayo o no hicieron ninguna clase de pesquisa sería sobre ambas empresas y se guiaron por sus coloridos folletos de presentación empresarial, o eran conscientes de que estaban asociándose a un par de transnacionales de tradición delictiva. En cualquiera de los dos casos le deben una explicación a la población del país.

Referencias

David Kohn Enron Scandal Spreads to Indian CBS News 11 04 2002

http://www.cbsnews.com/news/enron-scandal-spreads-to-india/

La empresa de GDF SUEZ Energy Latin America Participações Ltda Bloomberg Business 13 05 2015.http://www.bloomberg.com/research/stocks/private/snapshot.asp?privcapId=28400145International Power Wikipedia

http://en.wikipedia.org/wiki/International_Power

GDF SUEZ becomes ENGIE 04 04 2015

http://www.gdfsuez.com/en/journalists/press-releases/gdf-suez-becomes-engie/

Usina Hidrelétrica de Jirau Wikipedia 2015

http://pt.wikipedia.org/wiki/Usina_Hidrel%C3%A9trica_de_Jirau

Eduardo Sales de Lima Revolta em Jirau reflete superexploração Brasil de Fato 28 03 2011

http://www.brasildefato.com.br/node/5967

Rodrigo Vargas Confronto na usina de Jirau destrói alojamentos e escritorios Folha de S. Paulo 17 03 2011

http://www1.folha.uol.com.br/mercado/2011/03/890011-confronto-na-usina-de-jirau-destroi-alojamentos-e-escritorios.shtml

Grupo OAS wikipedia

http://pt.wikipedia.org/wiki/Grupo_OAS

OAS é multada em 15 milhões por trabalho escravo. Portal del “Ministério do Trabalho e Emprego” de Brasil – Brasilia 08 11 2013http://portal.mte.gov.br/imprensa/oas-e-multada-em-15-milhoes-por-trabalho-escravo.htm

Daniel Santini OAS entra na “lista suja” por flagrante de escravidão na ampliação de shopping em Minas Gerais . Repórter Brasil 01 07 2014.http://reporterbrasil.org.br/2014/07/oas-entra-na-lista-suja-por-flagrante-de-escravidao-na-construcao-de-shopping-em-minas-gerais/   Juan Luis Berterretche. Miembro del consejo de edición y redacción de Desacato.info

Tags: , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.