La concentración de la riqueza en Argentina

En Argentina, mil empresas producen lo mismo que alrededor de 32 millones de personas. Una evidente demostración de la escandalosa concentración de riquezas en pocas manos.

Obscena concentración de la riqueza.

Obscena concentración de la riqueza.

Por Carlos del Frade. Detrás de los números. Las mil empresas que más facturan en la Argentina del presente, concentran el 76,5 por ciento del Producto Bruto Interno del país. Es decir que mil directorios producen lo mismo que alrededor de 32 millones de personas. Una evidente demostración de la concentración de riquezas en pocas manos.

En esos números no solamente surgen las distancias entre los ingresos de las grandes mayorías y lo que facturan esas firmas, sino también las realidades concretas de conglomerados que, en los últimos tiempos, despiden y utilizan como argumento una supuesta crisis.

En estos casos que se presentan a continuación, la idea es demostrar que detrás de los números, una vez más, los despidos y suspensiones no parecen derivar de penurias económicas sino de una forma de mantenimiento de ganancias por medio de la reducción de puestos laborales.

Los casos de Litoral Gas, los grandes medios de comunicación, Acindar, las grandes exportadoras localizadas sobre el río Paraná y Cafés La Virginia, parecen demostrar la distancia entre la realidad económica solvente de cada una de ellas y el dolor que, en forma paralela, le hacen pagar a sus trabajadores.

Como diría Scalabrini Ortiz, “los números son las vísceras de la sociedad” o, como canta el “Nano”, detrás de los números “está la gente”.

*Cuando el 6 de agosto se cumplieron dos años de la explosión del edificio de calle Salta 2141 en Rosario y que le costara la vida a 22 personas, la discusión sobre el rol de Litoral Gas apareció casi en un segundo plano. Hace falta tomar conciencia que la empresa no ha parado de facturar desde aquella oprobiosa privatización de la tercera empresa de gas del mundo que era Gas del Estado y que se hizo con el famoso “diputrucho” de apellido Kenan.

El año pasado, Litoral Gas se ubicó en el puesto 966 entre las mil empresas que más vendieron, con un monto anual de 440 millones de pesos, esto equivale a 50.925 pesos por hora. Por lo tanto, no fue fatalidad ni tragedia, palabras tapa huecos que generalmente le achacan responsabilidades a cuestiones metafísicas: fue una acumulación de corrupción, desidia y negocios privados con complicidades estatales. Habrá que determinar quiénes fueron los que, durante años, miraron para otro lado.

*”Los medios justifican los fines del sistema”, dijo con sabiduría Eduardo Galeano a principios de los años noventa. Al revisar las facturaciones de los balances de las empresas mediáticas argentinas queda claro que siguen formando parte de las minorías dominantes, más allá de la ley 26.522, la llamada ley de servicios de comunicación audiovisuales: Cablevisión vendió por más de 14 mil millones de pesos; Direc TV por 3800 millones; AGEA (Clarín) por 3074 millones de pesos; La Nación por 2408 millones de pesos y Telearte (Canal 9) por 650 millones de pesos.

*Acindar se ubicó en el puesto 55 entre las mil empresas que más vendieron en la Argentina durante 2014. Facturó por 9993 millones de pesos, a razón de 27,75 millones de pesos por día; 1,15 millones por hora y 19.276 pesos cada sesenta segundos. Esos números marcan la injusticia de despedir trabajadores y, en forma paralela, que no hayan generado las condiciones mínimas de seguridad industrial dentro de su planta en Villa Constitución. Datos que deberían tener en cuenta los ministerios de Trabajo, tanto de la provincia como de la Nación.

*Una docena de empresas aceiteras exportadoras localizadas a lo largo del Paraná, en la zona sur de la provincia de Santa Fe, vendieron el año pasado por 217.144 millones de pesos. Mientras que el presupuesto 2014 para el gobierno que debió atender las necesidades de más de 3.355.000 santafesinos y santafesinas fue de apenas 76 mil millones de pesos. Lo más increíble es que estas firmas no pagan ingresos brutos desde 1991. Una obscenidad.

*”Cafés La Virginia” despidió 37 trabajadores en los primeros días de agosto. Habrá que tener en cuenta que la empresa se ubicó en el puesto 305 entre las mil que más vendieron durante el año pasado. Facturó 1794 millones de pesos anuales, 4,98 millones de pesos diarios, 207.638 pesos por hora y 3460 pesos por minuto. Y además La Virginia fue la empresa número 80 entre las cien que más ganaron: 315 millones de pesos, es decir 875 mil pesos diarios. Entonces, ante estos números, ¿por qué despide trabajadores?

Carlos Del Frade es un periodista rosarino, conocido por sus investigaciones acerca del narcotráfico en la provincia y por haber difundido varias de las principales denuncias a la complicidad política y estatal con las mafias organizadas.

Fuente: APe

Tags: , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *