Qué es el desarrollo social

Si bien “el desarrollo” es problema específico de cada país (e insistimos: con causas y consecuencias multicausales), podríamos preguntarnos si el desarrollo de algunas naciones con tecnologías e innovaciones avanzadas, no se han convertido en un obstáculo insuperable para el desarrollo de otras.

Desarrollo versus subdesarrollo.

Lo que el liberalismo se niega a reconocer es que todos los biene que un país produce, son bienes sociales.

Por Ana Luisa De Maio. En general, caemos en la falacia simplista de sostener que el subdesarrollo es monocausal: su único origen se debe a la falta de recursos para promocionar bienestares generales en una combinación perversa con la idea de corrupción en su uso, que parecería ser exclusiva de las naciones delineadas como “no desarrolladas”.

Este aserto contradice científicamente a numerosos y prestigiosos estudiosos de la ciencia económica social que afirman y prueban científicamente que el proceso del desarrollo económico no está basado únicamente en los datos del Producto Bruto Interno, el Ingreso per cápita, y otros indicadores básicos. Por el contrario, afirman que el subdesarrollo es altamente no lineal, multifacético y multicausal.

Por caso, y como ejemplo, el conocido Plan Marshall afincado durante los años de posguerra, financiador de la reconstrucción de lo destruído, (infraestructura e inyección de capital físico y financiero), fue recibido con optimismo mundial, al derramar financiamiento para el rápido desarrollo económico de las naciones afectadas. Consideraron que la deficiencia de capital era la única causa del subdesarrollo y descartaron programas asistenciales. Sus pilares fueron la consecuencia del acuerdo de Bretton Woods: el Banco Industrial para la Reconstrucción y Fomento (BIRF) (ahora Banco Mundia B.M.), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y los Programas Bilaterales de Asistencia Externa.

Sin embargo, ignoraron en su implementación, las implicancias macroeconómicas, los requerimientos sociales e institucionales, incluso avasallando derechos fundamentales de las naciones supuestamente beneficiadas por la trilogía creada por el Nuevo Orden Mundial.

Entonces, ¿a qué se denomina desarrollo? Al proceso de crecimiento que requiere la reasignación sistemática de los factores de producción de baja productividad (sector primario con tecnologías tradicionales) a actividades de alta productividad industriales. (1).

Otros conceptos más modernos, involucran en la noción de desarrollo, la producción de cambios sociales, económicos y políticos orientados a mejorar la vida de las personas, comprendiendo el correcto uso y administración de los recursos naturales, la inversión productiva, el acceso a la salud y educación de las personas como ingrediente clave del dinamismo y prosperidad. En definitiva, “un proceso habilitador para que las personas puedan vivir la vida que valoran”.

En suma, las corrientes y las políticas económicas contemporáneas se agrupan en dos grandes ítems: ortodoxas y heterodoxas.

Las primeras (criterio ortodoxo), definen y formalizan el bienestar individual mediante funciones de bienestar absolutamente utilitaristas Asumen que los mercados son siempre- y en todas partes- la mejor forma de organización económica y social, tendiendo a estar en equilibrio constante. Enfatizan la existencia, unicidad, estabilidad y optimicalidad de los equilibrios del mercado.
En este sentido, podemos mencionar las teorías monetaristas de Milton Friedman, la nueva teoría clásica de Robert Lucas y la teoría de los ciclos reales de Finn Kyland y Edward Prescott.

Los ortodoxos son, en general, partidarios de lo darwiniano: puntualizan que la competencia elimina las instituciones “inferiores” y premia con la supervivencia a aquellas que logran elevarse por encima de la resolución de los problemas humanos.

Tanto así, que “en el crecimiento y desarrollo el proceso de convergencia institucional se dirige hacia las instituciones de mercado”. (Anne Krueger).

La otra corriente, la heterodoxa, define al bienestar individual y social de manera más amplia que el utilitarismo (Amartya Sen- Joseph Stiglitz), a partir del concepto de “capacidades”, “oportunidades”, “meritocracia” y “redistribución de la riqueza”. Postula que los mercados no siempre tienden al equilibrio, atento a dificultades u obstáculos permanentes, tales como la información asimétrica, mercados incompletos, racionalidad técnica y política acotada, competencia imperfecta, acción colectiva y el inevitable conflicto distributivo.

Subsume, en definitiva, diversos criterios metodológicos apoyándose teóricamente en John M. Keynes, Amartya Sen, Joseph Stiglitz, Paul Krugman, George Akerloff, entre otros, sin desconocer los principios neoclásicos pero diferenciándolos de manera sustantiva.

En cuanto a los objetivos del desarrollo, la contribución más relevante, entonces, sigue siendo la teoría de las capacidades y funcionamiento de oportunidades de A. Sen, transformado en guía rectora del pensamiento heterodoxo del bienestar humano.

Si bien “el desarrollo” es problema específico de cada país (e insistimos: con causas y consecuencias multicausales), podríamos preguntarnos si el desarrollo de algunas naciones con tecnologías e innovaciones avanzadas, no se han convertido en un obstáculo insuperable para el desarrollo de otras.

“Quizás, el subdesarrollo no es la fase anterior al desarrollo, sino su consecuencia. Y para que algunas naciones sigan creciendo, otras deben mantener un estado de vulnerabilidad económica y pobreza. Y aquí sería interesante analizar si el capitalismo no va incorporando a un único mercado a todos los países y continentes, eliminando las barreras defensivas de cada una y dejándolos abiertos y expuestos a las fuerzas de ese gran mercado de dimensiones mundiales. Los países más débiles quedan entonces en la periferia y en condiciones de dependencia con otros Estados o empresas internacionales que imponen excluyentemente sus intereses a todos los intercambios entre naciones” (2)

Referencias:

(1) R. Prebish, Lewis, Hirschman, entre otros.
(2) Alejandro Toscanini

Fuentes consultadas.

Sen Amartya “Developmen as Capability Expansion”
Stiglitz Joseph “El crecimiento y la productividad”
Jones Charles “Introducción al Crecimiento Económico”
Adelman Irma “Falacias en la Teoría del Desarrollo”

Tags: , , , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *