Opción electoral en Argentina

Parte del Peronismo, la Coalición Cívica y la UCR, deponen y arrían su banderas combativas y progresistas uniéndose y subordinándose al PRO, la ultraderecha argentina, al solo efecto de asegurar que los movimientos progresistas en lo social y que comparten la visión de UN PAÍS PARA TODOS, queden absolutamente fuera de combate.

Muchos pobres en Argentina votaron a su enemigo, Mauricio Macri, gracias al descomunal apoyo mediático del Grupo Clarín que lanzó una formidable campaña de mentiras y confusión entre su audiencia.

Mauricio Macri es la cara más visible de la restauración conservadora en Argentina.

Por Gabriel Faber. Mientras los partidos políticos de centro y de derecha, que veían amenazada sus posibilidades de acceso a poder en el 2015/16, se unieron a fuerza de las claudicaciones éticas más inexplicables bajo el lema EL PUEBLO NO DEBE GOBERNAR NI DEBE ESTAR REPRESENTADO que lo tradujeron en un frase hecha, sin sentido, pero efectista como lo es “NO AL POPULISMO”, la centro- izquierda y las agrupaciones de izquierda, deambulan por la nación sin poder llegara a integrar una SOLA FUERZA representativa, construida a partir de ejes comunes.

Es así como parte del Peronismo, la Coalición Cívica y la UCR, deponen y arrían su banderas combativas y progresistas uniéndose y subordinándose al PRO, la ultraderecha argentina, al solo efecto de asegurar que los movimientos progresistas en lo social y que comparten la visión de UN PAÍS PARA TODOS, queden absolutamente fuera de combate.

A esta ALIANZA política liderada por la ultraderecha nacional, conservadora y anti-popular, CAMBIEMOS, solo le interesa frenar la redistribución equitativa de la RIQUEZA NACIONAL mediante la destrucción del concepto de “movilidad social ascendente” asociándolo a la MALA PALABRA DE MODA que es POPULISMO, negando sistemáticamente que ese POPULISMO existe y existirá siempre que haya necesidades del pueblo insatisfechas y concentración de la riqueza en pocas manos.

La falta de “INTELIGENCIA” y la extremada RADICALIZACIÓN acompañada de una falta de cintura política y de visión estratégica en lo electoral que hoy MANIFIESTAN las izquierdas como el Partido Obrero, el Movimiento Socialista por los Trabajadores, el PC y tantos otros, ahuyentan las posibilidades de UNIDAD E INTEGRACIÓN, quedando siempre empantanadas en el desafió, que entre ellas realizan, para ver “quien escupe mas lejos” desde lo doctrinal, transformándose con esto, en verdaderos INCAPACES de receptar gran parte del electorado.  Pasan a ser, en definitiva, CO-RESPONSABLES, frente a las crisis, de que el electorado busque protección bajo el ala de la DERECHA ultra-conservadora liberal o neoliberal.

Gabriel Faber
Enviado por el autor para su publicación

Tags: , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *