Ni Rusia ni China son el mayor enemigo de EE.UU. ¿Entonces quién?

China es el mayor tenedor extranjero de deuda estadounidense y el segundo propietario de bonos gubernamentales, después de la Reserva Federal norteamericana. En enero, su cartera de letras, notas y bonos de la Tesorería de EE.UU. sumaba alrededor de 1,17 billones de dólares, aproximadamente un 19% de todos los valores gubernamentales de ese país que están en manos extranjeras.

Donald Trump, Xi Jinping y Vladimir Putin

Donald Trump, Xi Jinping y Vladimir Putin

El principal enemigo de EE.UU. no es Rusia ni China, sino su deuda, según afirma el exministro de Exteriores de Dinamarca Joergen Oerstroem Moelle, actual miembro senior del Instituto ISEAS–Yusof Ishak de Singapur, en su artículo publicado en The National Interest.

De acuerdo con el exministro, EE.UU. se acerca al ‘default’ técnico. Así, según los últimos datos de la Oficina Presupuestaria del Congreso, la carga de intereses estadounidense constituye un 1,6 % del PIB, lo que equivale un 9,4 % del ingreso federal. Sin embargo, incluso en el escenario más optimista, en 2022 la cifra podría ser de un 2,7 % contra un 16 % respectivamente.

Moelle considera que la compleja situación podría ser resuelta mediante dos opciones. Una solución es cortar gastos obligatorios, mientras que la otra consiste en el aumento de los ingresos fiscales. No obstante, sostiene Moelle, ambas iniciativas serán bloqueadas por el Congreso.

Sin embargo, se nota que tarde o temprano EE.UU. podría recurrir a una reestructuración de la deuda con ayuda de China o Japón, que poseen 1,2 billones de dólares en bonos del Tesoro estadounidense.

Políticamente, EE.UU. “perderá”

Moelle opina que si China está de acuerdo en convertirse en acreedor de EE.UU., las dos partes saldrán ganando, ya que ambas economías solo pueden “prosperar en tándem”.

China no está interesada en que la economía del país norteamericano se debilite, ya que necesita a EE.UU. como mercado para sus exportaciones. Por su parte, EE.UU. está interesado en seguir operando en los mercados chinos, donde las compañías multinacionales estadounidenses obtienen “grandes beneficios”.

No obstante, desde el punto de vista político, EE.UU. saldrá políticamente como “perdedor” debido al hecho de que la “antigua superpotencia económica” debería “pedir ayuda” para cobrar sus deudas, que han aumentado “imprudentemente” en las últimas décadas.

China tiene una ‘opción nuclear’ en la guerra comercial con EE.UU.

China es el mayor tenedor extranjero de deuda estadounidense y el segundo propietario de bonos gubernamentales, después de la Reserva Federal norteamericana. En enero, su cartera de letras, notas y bonos de la Tesorería de EE.UU. sumaba alrededor de 1,17 billones de dólares, aproximadamente un 19% de todos los valores gubernamentales de ese país que están en manos extranjeras.

En el caso de que Pekín decidiera reducir su cartera de valores, tendría unas repercusiones significativas tanto en las finanzas de Washington como en los inversores globales, ya que aumentaría el rendimiento de los bonos y haría que la financiación del Gobierno federal estadounidense resultara más costosa, informa Reuters.

Quién gana y quién pierde con la guerra comercial entre China y EE.UU.

“Si quisieran pulsar ese ‘interruptor nuclear’, si se comprometieran a deshacerse de los títulos del Tesoro, tendría un impacto inmediato y temporal en los mercados financieros de EE.UU.”, pero sería “un golpe mayor a la sostenibilidad de lo que tratan de lograr”, analiza Jeff Klingelhofer, un gestor de carteras de Thornburg Investment Management.

Jeffrey Gundlach, director ejecutivo de DoubleLine Capital LP, opina que China solo puede aprovecharse de esta influencia si abre la posibilidad de desprenderse de esos títulos del Tesoro de EE.UU.: “Si los vende, no hay amenaza”.

Este 4 de abril, China anunció que impondrá aranceles del 25% a 106 productos estadounidenses como la soja, los automóviles y los productos químicos como respuesta a las medidas similares que tomó EE.UU.

Pekín adoptó esa medida menos de 24 horas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara una lista de 1.300 productos chinos a los que planea establecer impuestos, un paso que el Gobierno de China calificó de práctica comercial desleal.

Fuente: RT

Tags: , , , , , , , , ,

Compartir:

GoogleRSS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.